La cebolla, entre otros, ayudaría a frenar el coronavirus

Con el avance del coronavirus, son multitud los científicos e investigadores que trabajan para encontrar un posible tratamiento que consiga disminuir o eliminar el coronavirus.

La quercetina está de manera natural en los alimentos: cebollas, té, manzanas, repollo, brócoli, coliflor, nabos, uvas o tomates.

Investigadores de la Instituto de Biocomputación y Física de Sistemas Complejos (BIFI) de la Unizar han descubierto que un compuesto natural (quercetina), podría desarrollar un posible medicamento contra el COVID-19, liderado por Adrián Velázquez, investigador de la Agencia Aragonesa para la Investigación y el Desarrollo (ARAID) del Gobierno de Aragón, ha obtenido resultados esperanzadores en sus ensayos que han sido publicados en la revista Internacional Journal of Biological Macromolecules.

El objetivo principal de esta investigación ha sido desde el principio buscar candidatos a fármacos que inhiban la actividad de dos proteínas virales, la 3CLpro y PLpro, que son esenciales para el virus. Si estas proteínas se frenan, se evitará que se multipliquen y, por tanto, se eliminará la infección provocada por el coronavirus. De esta forma, la quercetina podría constituir un posible fármaco si se demuestra su actividad en seres vivos.

¿Qué es la quercetina?

La quercetina es un flavonoide, es decir, un compuesto natural que se encuentra en algunas plantas como por ejemplo en las cebollas, manzanas o uvas y es el más abundante y habitual en la dieta humana.

Tiene propiedades antioxidantes que permiten proteger al cuerpo humano frente a las moléculas que incrementan el riesgo de padecer enfermedades y acelerar el envejecimiento.

Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: